Las claves de la comunicación interna

Las claves de la comunicación interna

comunicación_interna

Seguramente habrás oído a hablar de la comunicación interna, una de las ramas de la comunicación corporativa que actualmente más interés está generando. Si bien otros ámbitos de la comunicación en una empresa tienen décadas de trayectoria, como las relaciones públicas o la comunicación externa, la comunicación interna es una disciplina relativamente nueva y con un gran porvenir.

A medio camino entre en los recursos humanos y el departamento de comunicación, la comunicación interna es el tipo de comunicación diseñado para transmitir al cliente interno, el trabajador, los mensajes corporativos. los proyectos de la empresa y, además, para fomentar en los trabajadores valores como la integración en un equipo de trabajo, la identidad corporativa y el sentimiento de pertenencia a la empresa.

Antes de seguir leyendo, es importante que entiendas la clave de todo el asunto: la diferencia entre información y comunicación. El concepto de informar sitúa a los distintos empleados de una empresa en un relación jerárquica vertical, por lo que la dirección decide y el trabajador acata y actúa. Comunicar implica el acto de recepción y de dar una respuesta, Por tanto, comunicar implica un diálogo, un feedback de abajo hacia arriba capaz de hacer llegar a la dirección las propuestas de mejora, felicitaciones y sugerencias de los empleados.

Comunicación interna

¿Qué es la comunicación interna?

Como señala la profesora Sara Montiel Bach, experta en marketing online, “la comunicación interna es salud para toda empresa”. Se trata de una filosofía para orientar la acción empresarial hacia la meta de integrar a todos los trabajadores de una empresa y de crear un entorno de trabajo propicio para aumentar la eficiencia del trabajo y conseguir el bienestar de los empleados. La comunicación interna es, por tanto, una herramienta estratégica que debe orientar sus propósitos de acuerdo con los objetivos globales de la compañía, cuyas acciones deben ser conocidas por todos los empleados y cuya responsabilidad debe ser asumida por, al menos, un empleado.

Ten en cuenta que siempre se comunica. Una política de no comunicación interna también manda información al empleado, generando distancia emocional con la empresa y favoreciendo la posibilidad de la aparición del rumor y las especulaciones, grandes enemigos de las empresas. Es posible que la filosofía de la empresa, sus valores, proyectos y horizonte sea conocido por los altos cargos de la empresa. El reto y misión principal de la comunicación interna es extender este conocimiento a los mandos intermedios y a los trabajadores, que se convertirán en embajadores de marca.

Comunicación interna

Comunicación interna en 3 objetivos:

La comunicación interna persigue múltiples objetivos, pero hemos seleccionado estos tres que captan el mensaje principal:

  • Informar: es una de las misiones principales. Se trata de una acción determinante que los trabajadores conozcan la filosofía, los valores, la estrategia y los retos de la empresa. También es importante transmitir transparencia a los trabajadores, dejando claro a través de la política de comunicación interna que los empleados son una parte imprescindible del equipo y que, por tanto, tienen derecho a conocer.
  • Implicar: el hecho de involucrar a todos los miembros de la empresa y de ofrecer espacios de comunicación entre ellos (horizontal) y con sus superiores (comunicación ascendente) implica fomentar la percepción de proyecto común.
  • Escuchar: como ya hemos mencionado, el proceso de comunicación implica una respuesta del oyente, un proceso de feedback. A través del diálogo, una empresa puede construir un entorno de trabajo y un proyecto teniendo también en cuenta la visión de todos los empleados, que ofrecen una experiencia plural y especializada.

Comunicación interna

Propuestas de comunicación interna:

Actualmente existen distintas tendencias de comunicación interna, aunque todas coinciden en la necesidad de integrar las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías para agilizar, democratizar y facilitar el contacto y el flujo de información entre los distintos empleados y entre los trabajadores y la dirección. Tradicionalmente, los medios para comunicar a nivel interno eran bastante simples: tablón de anuncios, circulares o comunicados, reuniones informativas y, con el paso de los años, los correos electrónicos.

A día de hoy, la mayoría de empresas se han modernizado y han añadido a estos procedimientos tradicionales algunas otras propuestas más innovadoras. Por ejemplo, un kit de bienvenida (welcome pack) para un empleado que se acaba de incorporar es una práctica interesante. Más allá del manual corporativo con los objetivos externos de la empresa, es conveniente que el trabajador entienda también los proyectos, dinámicas y políticas internas de la compañía. Además, se puede incorporar también información útil como los horarios para las pausas, las paradas de transporte público cercanas, un organigrama de la empresa o el contacto de sus compañeros.

Otra propuesta que te recomendamos es la elaboración de una intranet, es decir, una página web interna para los empleados de la compañía que te permita transmitir información relevante a los empleados y establecer un canal de comunicación entre empleados y entre trabajadores y dirección.

Además, te recomendamos que trabajes en la accesibilidad a la información y a la posibilidad de comunicarse de los empleados de forma efectiva. Así, puedes crear un correo electrónico para que los trabajadores manden sus dudas sobre la organización y sus propuestas de mejora (¡o para hacer llegar la enhorabuena por el éxito de algún proyecto!)

Comunicación interna

Consejos para una comunicación interna eficaz:

Si quieres implementar una cultura de comunicación interna en tu empresa o aprecias las sugerencias para mejorar la política de comunicación que ya aplicas. Estos son nuestros consejos:

  • Comunicación multidireccional: la comunicación de una organización es multidireccional (ascendente, descendente y horizontal) y el feedback y la participación de los empleados son el pan de cada día. Así que te recomendamos que no escatimes en usar canales, medios y soportes distintos para gestionar correctamente toda la información que emitas y recibas.
  • Talento y capital humano: las empresas son básicamente equipos de personas que trabajan con un mismo objetivo. Si eres capaz de mantener una comunicación interna eficaz, es probable que los empleados se sientan más vinculados al proyecto y que decidan desarrollar su carrera profesional en la compañía.
  • Comunicación online: optimiza la comunicación interna gracias a los beneficios que aportan las nuevas tecnologías. A través de redes sociales internas, por ejemplo, los empleados pueden intercambiar fotografías o comentarios en su tiempo libro.
  • Reiteración y coherencia: es importante que todos los empleados conozcan los valores de la empresa, así como la misión y la visión de futuro. Intenta que esos conceptos estén presentes en todas las comunicaciones que se establezcan e intenta dar continuidad a estos valores.
  • Fusión: tradicionalmente, las empresas han estado fragmentadas en departamentos independientes, que desconocían los proyectos y objetivos de los otros. Por ello, te recomendamos que dejes esta idea fragmentaria de la empresa y que establezcas la comunicación para interconectar los distintos departamentos y empleados.

Esperamos que la información que te hemos expuesto te haya resultado interesante y… si necesitas ayuda, siempre puedes recurrir a Ohlalà! Comunicació.