La comunicación en los tiempos del coronavirus

La comunicación en los tiempos del coronavirus

Antes de entrar en materia, debemos dejar clara una cosa: cualquier crisis genera problemas, sí, pero también genera oportunidades. La clave está en saber adaptarse a la nueva situación.

Desde que se declaró el estado de alarma permanecemos confinados en nuestras casas, lo que nos ha llevado a adaptar nuestras rutinas y costumbres a este espacio. Empezando por descubrir el teletrabajo y siguiendo por plantar la esterilla de yoga donde antes estaba la mesa del comedor.

En esta situación sin precedentes en la que el contacto personal queda reducido a las personas con las que convives y, con suerte, la cajera del supermercado, las herramientas digitales han supuesto la salvación para todos nosotros.

Pero ¿y si hablamos de empresas?

Si hablamos de comunicación y marketing, las empresas tendrán que adaptarse y exprimir al máximo todos sus recursos, para encontrar nuevas fórmulas a través de las que enfrentarse al contexto.

En este momento tenemos una gran ventaja: todos tenemos un objetivo común y nuestra misión es acabar con él. Ahora solo nos queda ver de qué forma podemos contribuir a la causa.

¿Que deben tener en cuenta las empresas?

  1. Ayudar a pasar este momento. En función de la actividad de cada empresa se puede adaptar el contenido. Una buena forma es ayudar a la gente a pasar el rato y a liberar estrés. Durante los últimos días hemos visto acciones muy generosas que van en la línea con esto último. Un ejemplo es la iniciativa de la editorial Hearts  que ha abierto todas sus revistas al público durante el periodo de cuarentena, o Movistar que ha hecho lo mismo con su contenido audiovisual.
  1. Algo que debemos tener muy claro es que ha de primar la empatía. Nos encontramos en una situación muy delicada y debemos actuar en consecuencia. Ayudaremos y acompañaremos a nuestros clientes, pero con una idea clara: evitar ser oportunistas.
  2. Acercar nuestra empresa al nuestro público. Hoy más que nunca tenemos que demostrar a los nuestros que estamos aquí para lo que necesiten. Hacen falta acciones de verdad, no solo márquetin. Aquí está el gran reto.

En definitiva, en este punto todos hemos llegado a la conclusión de que el mundo digital es la respuesta para sobrellevar la crisis que estamos atravesando, ahora la pregunta es: ¿cómo puedo adaptar mis contenidos o mis servicios a esta situación? ¡Ese es el verdadero desafío!